Ministros de Transporte europeos adoptan posición común sobre las tres propuestas legislativas del paquete ‘Fit for 55’ del sector del transporte

Los Ministros de Transporte europeos adoptaron el 2 de junio una posición común (‘orientación general’) sobre cada una de las tres propuestas legislativas del paquete ‘Fit for 55’ que se relacionan con el sector del transporte (infraestructura de combustibles alternativos (AFIR), ‘FuelEU Maritime’ y ‘ReFuelEU Aviation’).

La implementación de este paquete legislativo debería permitir a la UE cumplir sus objetivos climáticos: reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % para 2030 y lograr la neutralidad del carbono para 2050. En el sector del transporte, que representa más de una cuarta parte de las emisiones de la UE, el objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90 %.

Infraestructura de combustibles alternativos (AFIR)

El Consejo ha adoptado una orientación general sobre el proyecto de Reglamento relativo al despliegue de infraestructuras de combustibles alternativos (AFIR), cuyo principal objetivo es garantizar que el público tenga acceso infraestructuras suficientes para recargar o repostar vehículos de carretera o barcos con combustibles alternativos.

Para maximizar la eficiencia de las inversiones en repostaje de hidrógeno y adaptarse a los avances tecnológicos, el texto se centra en el despliegue de infraestructuras de repostaje de hidrógeno gaseoso a lo largo de la red básica de la TEN-T. Asimismo, se han hecho adaptaciones para garantizar que los requisitos de recarga eléctrica son compatibles con la amplia gama de circunstancias sobre el terreno y que las inversiones son proporcionales a las necesidades.

Por último, para tener plenamente en cuenta los importantes avances tecnológicos y de mercado previstos, la orientación general incluye una cláusula sobre una revisión específica a corto plazo, pero también a medio plazo, seguido de un examen periódico.

Combustibles renovables y de bajas emisiones de carbono en el transporte marítimo

El Consejo ha adoptado asimismo una orientación general sobre una propuesta destinada a promover el uso de combustibles renovables y con bajas emisiones de carbono en el transporte marítimo (‘FuelEU Maritime’), la cual tiene por objeto aumentar la demanda y el uso coherente de combustibles renovables y con bajas emisiones de carbono en el sector marítimo, garantizando al mismo tiempo el buen funcionamiento del tráfico marítimo y evitando distorsiones en el mercado interior.

La orientación general del Consejo recoge aspectos notables como: el ámbito de aplicación, los objetivos para reducir la intensidad de los gases de efecto invernadero, el alcance de los requisitos aplicables al suministro de energía en tierra, la certificación en combustibles o la gobernanza relativa a estas nuevas obligaciones.

Sin embargo, la orientación general del Consejo modifica algunos aspectos de la propuesta de la Comisión, en particular:

  • Se han aclarado y reforzado las disposiciones sobre el papel de las empresas, los verificadores y las autoridades públicas.
  • Se han revisado y reforzado las disposiciones sobre el cálculo de la intensidad de los gases de efecto invernadero y las sanciones y multas resultantes.
  • Se han añadido algunas disposiciones temporales para tener en cuenta las circunstancias geográficas específicas de los Estados miembros.
  • Se han añadido otras disposiciones que no se incluyeron en la propuesta de la Comisión, para limitar la fuga de carbono.
  • Se han añadido disposiciones para estimular la demanda de los combustibles más sostenibles, en particular los renovables de origen no biológico (RFNBOs).

Transporte aéreo sostenible

El Consejo ha adoptado su orientación general sobre una propuesta destinada a crear condiciones equitativas para un sector del transporte aéreo sostenible (iniciativa ‘ReFuelEU Aviation’), la cual tiene por objeto aumentar tanto la demanda como la oferta de combustibles de aviación sostenibles (SAF) garantizando al mismo tiempo la igualdad de condiciones en el mercado del transporte aéreo de la UE.

La orientación general del Consejo mantiene los aspectos centrales de la propuesta de la Comisión, en particular la medida en que contribuye al cumplimiento de los objetivos climáticos. Algunos aspectos notables son: las obligaciones de información para los proveedores de combustible y los operadores de aeronaves, normas sobre las autoridades competentes y sobre multas, una proporción mínima de SAF a partir de 2025 y, a partir de 2030, una proporción mínima de combustibles sintéticos en el repostaje y el establecimiento de un periodo transitorio que permita a los proveedores de combustible alcanzar el mandato de mezcla de las SAF.

Sin embargo, la orientación general del Consejo modifica algunos aspectos de la propuesta de la Comisión, en particular:

  • La posibilidad de que los Estados miembros apliquen el proyecto de Reglamento a los aeropuertos por debajo de un determinado umbral de tráfico.
  • La ampliación del alcance de los combustibles de aviación sostenibles elegibles y los combustibles de aviación sintéticos.
  • La introducción de flexibilidades nacionales que dan a los Estados miembros la posibilidad de aumentar su sub-mandato de combustibles sintéticos.
  • La introducción de la posibilidad de que las autoridades competentes nacionales concedan una exención de las disposiciones relativas a las previsiones petrolíferas para determinados vuelos en caso de dificultades graves.
  • La recopilación de datos y las obligaciones de notificación se han reforzado.

Desde UGT, entendemos que la rápida reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE es una prioridad absoluta, ya que no hay empleos en un planeta muerto y, por tanto, mostramos la necesidad urgente de actuar y nuestro notorio reconocimiento al trabajo realizado por las instituciones de la UE para traducir estos objetivos climáticos en el ambicioso paquete legislativo «Fit for 55«, sin embargo, entendemos que es demasiado débil con respecto a la dimensión social.

En este contexto, somos conscientes de que muchas de las políticas climáticas propuestas en el paquete “Fit for 55” tendrán fuertes consecuencias socioeconómicas, especialmente para aquellos trabajadores de las regiones y los sectores que dependen de las actividades con combustibles fósiles. Es por ello fundamental que la UE desarrolle políticas que eviten el sufrimiento de los más vulnerables y el aumento de las desigualdades a través de una transición energética socialmente justa y progresiva.

España será una de las zonas climáticas más afectadas y por ello deberá tener una consideración específica y ayudas en consonancia para paliar tanto los efectos climáticos como los efectos sobre el empleo y la calidad de vida de trabajadores y trabajadoras

Más información

Enfoque general sobre la infraestructura de combustibles alternativos (AFIR)

Orientación general de la iniciativa ‘FuelEU Maritime’

Orientación general sobre ‘ReFuelEU Aviation’ – el texto estará disponible en una fase posterior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.