El Consejo Europeo apuesta por objetivos más ambiciosos en renovables y eficiencia energética

El Consejo Europeo ha adoptado sus posiciones de negociación (orientaciones generales) sobre importantes propuestas del paquete de medidas «Fit For 55» que abordan los aspectos energéticos de la transición climática de la UE que permitirá a la UE reducir sus emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % de aquí a 2030, en comparación con los valores de 1990, y lograr la neutralidad climática en 2050.

Energías renovables

Según el objetivo vinculante a escala de la UE que ha acordado el Consejo, a más tardar en 2030 el 40 % de la energía en la combinación energética global deberá proceder de fuentes renovables. El objetivo actual a escala de la UE es una proporción mínima del 32 %. Asimismo, para promover la implantación de las energías renovables en sectores en los que la incorporación ha sido más lenta, el Consejo ha acordado unos objetivos y medidas sectoriales más ambiciosos en materia de transporte (consumo de al menos un 29 % de energías renovables de aquí a 2030) o para los edificios (las energías renovables deberán representar una proporción mínima del 49 % en 2030).

Eficiencia energética

El Consejo ha acordado reducir el consumo de energía a escala de la UE de aquí a 2030, en un 36 % para el consumo de energía final y en un 39 % para el consumo de energía primaria. A su vez, ha acordado un aumento gradual del objetivo de ahorro energético para el consumo de energía final, así los Estados miembros garantizarían un ahorro del 1,1 % del consumo anual de energía final a partir del 1 de enero de 2024, del 1,3 % a partir del 1 de enero de 2026, y del 1,5 % entre el 1 de enero de 2028 y el 31 de diciembre de 2030, con la posibilidad de transferir al periodo siguiente un máximo del 10 % del exceso de ahorro realizado.

Régimen de comercio de derechos de emisión de la UE

El Consejo ha acordado mantener el objetivo global de reducción de las emisiones que había propuesto la Comisión, a saber, una reducción del 61 % de aquí a 2030 en los sectores cubiertos por el Régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la UE. A su vez, ha acordado reducir en 117 millones de derechos de emisión el límite máximo global establecido para las emisiones (cambio de base) y elevar en la tasa de reducción anual el límite máximo, en un 4,2 % anual (factor de reducción lineal). Por lo que se refiere a los sectores cubiertos por el Mecanismo de Ajuste en Frontera por Carbono (MAFC), el Consejo ha refrendado la propuesta de ir suprimiendo progresivamente los derechos de emisión gratuitos para los sectores incluidos en dicho mecanismo.

Fondo Social para el Clima

El Consejo ha acordado establecer un Fondo Social para el Clima, que forme parte del presupuesto de la UE y se nutra con un importe máximo de 59.000 millones de euros, que apoye a los hogares, las microempresas y los usuarios del transporte vulnerables a fin de respaldar la instauración de un régimen de comercio de derechos de emisión para los sectores de los edificios y del transporte por carretera.

Reglamento de reparto del esfuerzo

El Consejo ha acordado que se aplique a escala de la UE un objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero del 40 % con respecto a 2005 para los sectores excluidos del RCDE, a saber, el transporte marítimo nacional, la agricultura, los residuos y la pequeña industria. Además, ha acordado mantener el aumento de los objetivos nacionales que se asignan a cada Estado miembro por parte de la Comisión.

Uso de la tierra, cambio del uso de la tierra y silvicultura

El Consejo ha confirmado para el sector del UTCUTS (uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura), para el año 2030, un objetivo global de 310 millones de toneladas equivalentes de CO₂ de absorciones netas a escala de la UE, el cual representa un incremento de las absorciones de cerca del 15 % con respecto a la situación actual.

Normas en materia de emisiones de CO para turismos y furgonetas

El Consejo ha acordado establecer objetivos de reducción de las emisiones de CO₂ más elevados para los turismos y furgonetas nuevos, que deberán cumplirse a más tardar en 2030, a saber, 55 % para los turismos y 50 % para las furgonetas. Ha decidido también establecer para 2035 un objetivo de reducción de las emisiones de CO₂ del 100 % para los turismos y furgonetas nuevos.

Desde UGT, consideramos esencial avanzar hacia un nuevo modelo económico descarbonizado, que apueste masivamente por las fuentes de energía renovables, en aras a alcanzar los objetivos climáticos y reducir, en el contexto de la guerra en Ucrania, nuestra dependencia energética respecto de Rusia.

Para garantizar la aceptación social y el apoyo público, el concepto de transición justa debe integrarse en todas las políticas del paquete «Fit For 55». Junto con la acción climática, el objetivo del paquete debería ser mantener y crear empleos sostenibles de calidad en todos los sectores y regiones. Las instituciones de la UE deberían fomentar el uso del diálogo social y la negociación colectiva para gestionar el proceso de transición.

Colocar a la UE a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático requerirá la contribución de todos los sectores y de todos los Estados miembros, es por ello que, en este contexto, reivindicamos una transición energética justa e inclusiva que garantice la protección social y evite el aumento de las desigualdades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.