La Conferencia del CESE para la reconstrucción de Ucrania en Cracovia contó con Alexander Shubin, presidente de la Federación de Sindicatos de Ucrania

El 19 de julio, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) celebró una conferencia de alto nivel sobre socorro y reconstrucción de Ucrania, en la que prometió su pleno apoyo al país devastado por la guerra en todos los frentes. En la conferencia participaron diferentes representantes de la sociedad civil ucraniana, llegados tras dos días de viaje en autobus a Cracovia. El presidente de la federación de sindicatos de Ucrania, expuso la durísima realidad del empleo en el pais así como la vulneración de los convenios y acuerdos colectivos que dificultan aun mas la ya gravisima situación de los trabajadores y trabajadoras del pais.

Con el cansancio de la guerra y la solidaridad que parece desvanecerse a medida que Europa se prepara para el invierno más duro en décadas, la sociedad civil europea sigue comprometida a ayudar a Ucrania en su camino hacia la recuperación y a «reconstruir mejor» de acuerdo con los valores fundamentales de Europa.

En su conferencia celebrada en Cracovia, el CESE, el organismo de la UE que representa a la sociedad civil a nivel de la UE, subrayó que seguiría abogando por la solidaridad permanente de la UE hacia Ucrania.

La presidenta del CESE, Christa Schweng, elogió el apoyo concreto a Ucrania mostrado desde el comienzo de la guerra por la sociedad civil europea en todos los Estados miembros, y sobre todo en Polonia. Destacó el papel fundamental que desempeña la sociedad civil en la gestión de la crisis de los refugiados y pidió asistencia financiera europea e internacional inmediata para salvar la economía ucraniana, mantenerla operativa en tiempos de guerra y hacerla más fuerte y resistente en el futuro. El CESE decidió celebrar la conferencia en Cracovia para rendir homenaje a esta alentadora solidaridad, así como para expresar nuestra cercanía a quienes trabajan sobre el terreno todos los días.

El CESE está dispuesto a trabajar en estrecha colaboración con la sociedad civil, los interlocutores sociales y las autoridades de Ucrania para ayudar al país durante el largo y exigente proceso de adhesión, con el objetivo final de que algún día se convierta en miembro de pleno derecho de la UE.

La reconstrucción de Ucrania es una situación única que debería conducir al desarrollo de una sociedad civil más fuerte y de una nueva economía, basada en las últimas tecnologías verdes y digitales. Como CESE, nos dedicamos a fortalecer la cooperación y los intercambios con las organizaciones de la sociedad civil ucraniana, declaró el presidente del CESE.

Al enfatizar que Cracovia había pasado la prueba de la solidaridad al recibir a miles de refugiados, el Sr. Kulig, alcalde de Cracovia dijo: Estamos bastante preocupados por lo que sucederá en el futuro. Podemos expresar nuestra gran esperanza de que el mundo conserve los valores europeos, que también son valores humanitarios. Esta vez, esta fuerza brutal y despiadada no los pisoteará como lo hizo en el pasado.

La conferencia reunió a funcionarios de alto nivel de la UE, Polonia y Ucrania, junto con representantes de organizaciones de la sociedad civil, incluidos sindicatos y organizaciones empresariales, tanto de la UE como de Ucrania.

El objetivo era discutir los esfuerzos realizados hasta ahora a nivel de base para ayudar directamente a los necesitados sobre el terreno, incluidos los refugiados, los desplazados internos y aquellos que nunca se han ido a pesar de la brutal agresión de Rusia contra su país.

También analizó formas de ayudar directamente a la economía ucraniana a hacer frente a los efectos devastadores de la guerra, en medio de sombrías proyecciones de una disminución de su PIB de aproximadamente un 45 % en 2022. Esto exige nada menos que un nuevo Plan Marshall para ayudar a reconstruir el país a partir de cero, de forma ecológica y sostenible, pero también en consonancia con los derechos laborales y sociales europeos.

Aparte de los costes financieros sin precedentes, que las estimaciones actuales del Banco Europeo de Inversiones ya cifran en 1 billón de euros, la recuperación y la reconstrucción también requerirán la plena movilización de la sociedad civil, que, según dijeron los participantes en la conferencia, podrá hacer uso de su experiencia en el terreno para encabezar la implementación de reformas y esfuerzos de reconstrucción.

Juntos contra el cansancio solidario

Los oradores en el panel introductorio de alto nivel advirtieron contra la pérdida de impulso para ayudar a Ucrania.

Agnieszka Ścigaj, Ministra-Miembro del Consejo de Ministros, Cancillería del Primer Ministro de Polonia, pidió la unidad europea frente a la agresión rusa: Polonia está en primera línea, pero sin el apoyo de la UE y los Estados miembros y sin la creencia de que todos tenemos que ayudar y encontrar soluciones, no podremos cumplir. Necesitamos mostrar asociación, entender nuestros problemas comunes y tener financiación común. Solo así podremos frenar la agresión.

Jerzy Buzek, eurodiputado y expresidente del Parlamento Europeo, dijo: No hay lugar para la fatiga de guerra de Ucrania. Es nuestra responsabilidad común que Ucrania permanezca en la agenda europea y que todos y cada uno de nosotros trabajemos juntos en su camino hacia la UE.

Vitaly Portnikov, periodista ucraniano, comentarista político y formador de opinión, destacó la necesidad de tener un periodismo objetivo e independiente en Ucrania: esto es tan importante como tener el gobierno y las fuerzas armadas ucranianas. tener t Para él, necesitamos el apoyo de la UE y los programas internacionales. Sin libertad de expresión e información de calidad, sin recursos, tendremos una situación de riesgo.

El panel introductorio también contó con la participación de Wojciech Bakun, alcalde de Przemyśl, la ciudad en la frontera con Ucrania que soportó la peor parte de la afluencia de refugiados al comienzo de la guerra.

Mi mensaje para los que están en el poder es que necesitan preparar a la gente para que el costo de vida sea más alto. Este es el coste que pagaremos como sociedad europea. Esto podría dificultar la prestación de ayuda a Ucrania, ya que los costos de la energía aumentarán y se planteará la pregunta de por qué los europeos deberían pagar la guerra. Pero si queremos luchar contra esto, debemos pagar el precio, dijo Bakun.

La UE ya ha destinado enormes cantidades de fondos para ayudar a Ucrania.

En un discurso Olivér Várhelyi, comisario europeo de Vecindad y Ampliación, dijo que ya se habían movilizado más de 6 000 millones EUR desde el comienzo de la guerra para apoyar el presupuesto ucraniano. La UE ha comprometido hasta 9 000 millones EUR de asistencia microfinanciera que debería ayudar con diversas necesidades, como vivienda, educación para niños y jóvenes desplazados internamente y agricultura.

Una reconstrucción exitosa de Ucrania requerirá funcionarios competentes y eficientes en todos los niveles. Es por eso que una reforma de la administración pública debe estar en el centro de todos los esfuerzos, sostuvo Várhelyi.

Olha Stefanishnya, Viceprimera Ministra de Integración Europea y Euroatlántica de Ucrania, dijo que su país estaba agradecido con la UE por movilizar una cantidad tan grande de recursos.

El alcance de la asistencia es esencial, pero la guerra no terminará mañana y sus consecuencias deberán mitigarse durante muchos años más, dijo la Sra. Stefanishnya. Necesitamos más apoyo militar y financiero, así como más inversiones en Ucrania. Quiero transmitir el sentido de urgencia. Deben movilizarse fondos adicionales para respaldar el presupuesto: 8 000 millones de euros para asistencia microfinanciera es un apoyo vital que podemos soportar hasta fin de año.

La conferencia escuchó mensajes de los tres grupos del CESE, que representan a los empresarios, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil de Europa con diversos intereses.

El presidente del Grupo de Empleadores, Stefano Mallia, destacó la importancia de ayudar a las PYME ucranianas. Existe la necesidad de un apoyo específico en una serie de acciones, como el acceso a la financiación. Las PYME son una parte vital de la economía y la sociedad de Ucrania; necesitamos mantenerlos vivos para que puedan impulsar la reconstrucción de la posguerra.

El presidente del Grupo de Trabajadores, Oliver Röpke, advirtió contra la desregulación de la legislación laboral en Ucrania, que podría privar a millones de trabajadores de derechos sociales básicos. Ucrania necesitará unidad para su proceso de reconstrucción nacional, en el que será clave la plena participación de la sociedad civil y los interlocutores sociales. Para no poner en riesgo esa unidad, debe haber un claro compromiso con los derechos sociales y laborales en Ucrania.

Hablando en nombre del Grupo de Organizaciones de la Sociedad Civil, Lidija Pavić-Rogošić dijo: No es suficiente reconstruir todos los activos materiales y la infraestructura central. Debemos asegurarnos de que la reconstrucción no cree nuevas desigualdades y que aborde las existentes y persistentes. La cohesión comunitaria pasa por la igualdad de oportunidades para todos.

Más sobre la Conferencia

La conferencia contó con tres paneles que discutieron varios aspectos de la ayuda a Ucrania. El primer debate ofreció una visión general del trabajo realizado hasta el momento por las organizaciones de la sociedad civil brindando apoyo inmediato a los refugiados a su llegada y ayudando con su integración.

El segundo panel se centró en las personas desplazadas y el papel de la sociedad civil ucraniana para garantizar que su país siga funcionando frente a la crisis. Los oradores incluyeron representantes de asociaciones de empleadores, sindicatos y autoridades locales de Ucrania que dieron testimonio de su trabajo en el terreno.

El panel final exploró cómo la sociedad civil de la UE puede ayudar y apoyar la recuperación de Ucrania de acuerdo con los valores y normas de la UE, como el estado de derecho, la democracia y la transparencia, en particular desde la perspectiva de un estado candidato a la UE.

Al concluir la conferencia, el presidente de la Sección de Empleo, Asuntos Sociales y Ciudadanía del CESE, Laurențiu Plosceanu, dijo: Tenemos que actuar de manera convergente y cambiar las reglas del juego. Nuestra misión es reconstruir infraestructuras, pero también vidas, esperanzas y valores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.