La Secretaría de Políticas Europeas analiza las iniciativas sindicales con el objetivo de fortalecer el Pilar Social Europeo

El pasado viernes 16 de septiembre tuvo lugar, en la sede de Avenida de América, una reunión de la Secretaría de Políticas Europeas con los diferentes responsables de nuestra organización en la materia, y en la cual estuvieron presentes, entre otros, Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Europeas, Fernando Luján, Secretario Confederal, Manuel García Salgado, Consejero del CESE, o Irina de Sancho, Consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas.

Durante el desarrollo de la reunión, en la cual participaron 25 asistentes, se expusieron las líneas estratégicas y los planes de actuación puestas en práctica por esta Secretaría, que tiene como objetivo principal acercar Europa y sus instituciones a nuestro sindicato, fomentando una amplia interacción y promoviendo que nuestras actividades propias nos identifiquen y singularicen para lograr más presencia, participación y voz. Por otra parte, también se integraron en el orden de día el examen y análisis del estado de situación y de las diversas acciones impulsadas en el Parlamento Europeo, las prioridades legislativas del próximo semestre y los principales retos sociales, el protocolo de reclamaciones colectivas, los objetivos de la próxima Presidencia Española de la UE o la relación de estudios efectuados por la Secretaría.

En el intercambio de pareceres, Mari Carmen Barrera defendió la necesidad, en este contexto actual tan convulso, de una Europa comprometida y cohesionada, que aproveche el instrumento Next Generation y la estrategia del Pacto Verde para consolidar la triple transición (socioeconómica, digital y ecológica), garantizando la igualdad de oportunidades para la ciudanía. En este sentido, nuestro objetivo es claro, crear una Europa más verde, digital, socialmente justa y resiliente, que se convierta en la matriz económica y social transformadora de la UE en su conjunto. Por su parte, los responsables regionales en materia de políticas europeas destacaron su deseo de una mayor conexión entre ambas ante lo que transmitimos nuestra labor en diversas iniciativas conexas que serán presentadas en la próxima reunión.

En el marco de incidencia política desarrollada por la Secretaría, presentamos nuestra contribución a la implementación de políticas públicas con el fin de sensibilizar sobre cuestiones de interés en el proceso legislativo que vertebren la Europa social. A este respecto, se hizo hincapié en las prioridades en los que estamos centrando todo nuestro esfuerzo para su materialización a nivel europeo, y las cuales entendemos que deberían ser abanderadas por la próxima Presidencia Española de la UE, como son:

  • Salario mínimo, sobre el cual hemos celebrado la reciente aprobación de la directiva europea que asegura unas condiciones de vida y de trabajo dignas, y el refuerzo de la negociación colectiva en la fijación salarial en los Estados Miembros.
  • El trabajo en plataformas digitales, que será regulada por una futura directiva que afiance la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de este sector y la cual será un gran respaldo a la ley española de riders en la que UGT fue pionera en negociar su regulación.
  • La transparencia salarial, donde su regulación no es sólo una señal clara de que no vamos a aceptar la discriminación retributiva por razón de género, sino que también son herramientas que ayudarán a los Estados miembros y a las empresas a eliminar la indecente brecha salarial de género; o
  • La jornada laboral semanal de 32 horas, que supondría grandes beneficios relacionados con la conciliación, la salud y la calidad de vida de la clase trabajadora, y la cual ha sido admitida en el paquete de posibles medidas a implementar por la Comisión en el ámbito de la eficiencia energética.

Sin embargo, se hizo patente el malestar generado por la incertidumbre en los progresos en materia de renta básica, salud mental o derechos digitales por parte de las instituciones europeas encomendadas en esa labor. La misma preocupación fue transmitida en referencia al asunto de los Comité de Empresa Europeos, ya que su dilación en la negociación dificulta su papel clave en la mejora de las condiciones laborales, los salarios y la redistribución de la riqueza.

En último lugar, se expusieron consecutivamente el instrumento clave que significa para la acción sindical el Protocolo de Reclamaciones Colectivas, el cual nos legitima como organización a utilizar este procedimiento cuasi-judicial sobre el contenido de los derechos sociales incluidos en la Carta Social Europea, y la relación de informes preparados por nuestra Secretaría, que os adjuntamos a continuación, en ámbitos como el empleo o la protección social, presentados por la Comisión Europea, el Parlamento o Eurofound, los cuales contribuyen como importante fuente de información para la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.