Destacados del pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, 6 al 9 de junio 2022

Durante la Sesión Plenaria celebrada en Estrasburgo esta semana, queremos destacar las siguientes iniciativas aprobadas.

·        Acuerdo sobre nuevas normas para salarios mínimos adecuados en la UE

La legislación acordada tiene como objetivo garantizar que los salarios mínimos en todos los países de la UE garanticen niveles de vida decentes para los trabajadores.

Con un acuerdo alcanzado el lunes por la noche, los negociadores del Parlamento y del Consejo acordaron las normas de la UE para establecer salarios mínimos adecuados, según lo dispuesto por la legislación nacional y/o los convenios colectivos. La nueva legislación se aplicará a todos los trabajadores de la UE que tengan un contrato de trabajo o una relación laboral. Los países de la UE en los que el salario mínimo está protegido exclusivamente a través de convenios colectivos no estarán obligados a introducirlo ni a hacer que estos acuerdos sean universalmente aplicables.

Según el acuerdo, los estados miembros deberán evaluar si sus salarios mínimos legales existentes son adecuados para garantizar un nivel de vida digno, teniendo en cuenta sus propias condiciones socioeconómicas, poder adquisitivo o los niveles y la evolución de la productividad nacional. Para la evaluación de la adecuación, se pueden establecer una cesta de bienes y servicios a precios reales. Los Estados miembros también pueden aplicar valores de referencia indicativos de uso internacional, como el 60 % del salario medio bruto. Las deducciones o variaciones del salario mínimo tendrán que ser no discriminatorias, proporcionadas y tener un objetivo legítimo.

·        Mujeres en los consejos de administración: acuerdo para impulsar el equilibrio de género en las empresas

Tras una década de bloqueo en el Consejo, los negociadores del PE y de los países de la UE acordaron finalmente un proyecto de ley para aumentar la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las empresas.

El acuerdo provisional alcanzado el martes por la noche sobre el proyecto de ley tiene por objeto introducir procedimientos de contratación transparentes en las empresas, de modo que al menos el 40% de los puestos de director no ejecutivo o el 33% de todos los puestos de director estén ocupados por el sexo menos representado. Gracias al Parlamento, las empresas deben cumplir este objetivo antes del 30 de junio de 2026. En los casos en que los candidatos estén igualmente calificados para un puesto, la prioridad debe corresponder al candidato del sexo menos representado.

Los eurodiputados insistieron en que el mérito debe seguir siendo el criterio clave en los procedimientos de selección, que deben ser transparentes, como parte del acuerdo. Las empresas que cotizan en bolsa deberán facilitar información a las autoridades competentes una vez al año sobre la representación de género en sus consejos de administración y, si no se han alcanzado los objetivos, sobre la forma en que tienen previsto alcanzarlos. Las pequeñas y medianas empresas con menos de 250 empleados quedan excluidas del ámbito de aplicación de la Directiva.

·        El Parlamento ratifica el mayor acuerdo pesquero de la UE, con Mauritania

El Parlamento Europeo dio el miércoles luz verde a un nuevo acuerdo de pesca con Mauritania, que reforzará la cooperación medioambiental, económica, social y científica con el país africano.

Con 557 votos a favor, 34 en contra y 31 abstenciones, los eurodiputados respaldaron el mayor acuerdo pesquero suscrito por la UE con un tercer país. El tratado, que tendrá una vigencia de seis años, permitirá a buques de España, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Polonia y Portugal pescar atún, pequeños pelágicos, crustáceos y peces demersales. Mauritania recibirá 57,5 millones de euros al año a cambio de un máximo de 290.000 toneladas de pescado. Otros 3,3 millones de euros anuales se destinarán a apoyar a la comunidad pesquera local.

El Parlamento Europeo también insta a Mauritania a poner fin a la sobrepesca de pequeños pelágicos, que tiene consecuencias negativas para la seguridad alimentaria local y provoca la contaminación del agua. Los pequeños pelágicos son transformados en harina y aceite de pescado en lugar de ser utilizados para el consumo local. Los eurodiputados señalan que, pese al compromiso alcanzado con Mauritania en 2017 para eliminar gradualmente la producción de harina y aceite de pescado en 2020, ha habido una expansión continuada de las fábricas de harina de pescado desde el año 2010.

·        El PE quiere emisiones cero para turismos y furgonetas en 2035

El Parlamento apoya la revisión de los estándares de emisiones de CO2 para automóviles y vehículos comerciales ligeros nuevos, parte del paquete Fit for 55 en 2030.

El pleno acordó su postura el miércoles sobre los nuevos estándares para vehículos nuevos con 339 votos a favor, 249 en contra y 24 abstenciones.

El texto constituye la posición del Parlamento para negociar con los Estados miembros. En él, los eurodiputados apoyan la propuesta de la Comisión Europea de avanzar hacia un nivel de emisiones cero en 2035 (mediante la reducción del 100% de las emisiones globales de los automóviles y furgonetas en la UE en relación a 2021). El objetivo para 2030 será un recorte del 55% para los coches y del 50% para los vehículos comerciales.

·        El Parlamento pone en marcha el proceso para cambiar los tratados de la UE

El Parlamento aprobó el jueves una resolución reclamando al Consejo Europeo que dé inicio al proceso para la revisión de los textos fundacionales de la UE.

La resolución fue aprobada con 355 votos a favor, 154 en contra y 48 abstenciones. En vista de las crisis actuales y recientes, los eurodiputados usan su prerrogativa para pedir la modificación de los tratados, en concreto:

  • reformar los procedimientos de votación en el Consejo para reforzar la capacidad de actuar de la UE, incluida la supresión de la unanimidad para, por ejemplo, la adopción de sanciones, las llamadas cláusulas pasarela y para emergencias;
  • adaptar las competencias de la UE, especialmente en el ámbito de la salud y las crisis sanitarias transfronterizas, para completar la Unión energética basada en las renovables y la eficiencia, en la defensa, y en las políticas económicas y sociales;
  • asegurar que el Pilar Europeo de Derechos Sociales se desarrolla plenamente y se incorpora el progreso social, vinculado al Protocolo sobre progreso social, a los tratados;
  • hacer a la economía de la UE más resiliente, con especial atención a las pymes y la competitividad, y promover la inversión para una transición digital, verde y justa;
  • dotar al Parlamento del derecho a proponer, enmendar o revocar legislación, y darle todos los derechos como colegislador en la tramitación del presupuesto, y
  • consolidar el procedimiento para proteger los valores fundamentales y clarificar las consecuencias de infringirlos.

————————

Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.