El VIII Foro Europeo para la Cohesión concluye sin formular soluciones para acabar con la “Europa de las dos velocidades” 

Los días 17 y 18 de marzo y con motivo de la presentación del octavo “Informe Sobre la Cohesión” el pasado febrero, se ha celebrado en el palacio de congresos Square de Bruselas el VIII Foro Europeo para la CohesiónEn el mismo ha tenido participación como institución organizadora el Consejo Económico y Social Europeo y como presidenta de la opinión que analiza este informe en el CESE, Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Europeas de UGT.

El Foro Europeo para la Cohesión, es una oportunidad para formular una respuesta desde la política de cohesión europea, a los principales retos económicos y sociales de la UE, pero en esta ocasión, desde UGT consideramos que se ha perdido una ocasión para superar la realidad de la Europa de las dos velocidades.

Desde la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores,mostramos nuestra decepción por los resultados extraídos del VIII Foro de la Cohesión, fundamentado en un enfoque que obvia políticas esenciales, como son las políticas fiscales, no teniendo en cuenta su reforma,como parte de las políticas de cohesión en el seno de la UEPara UGT en tanto se sigan manteniendo 27 sistemas fiscales que permitan que unos estados compitan con otros, dejando que las multinacionales puedan seguir aprovechando estas diferencias para explotar el factor trabajo en unos estados, los menos favorecidos, en pro de otros, con mayor poder de compra, que se benefician de la riqueza generada por las empresas. Si esta situación no se ataca desde una política fiscal que fomente la cohesionen Europa, las dos velocidades de desarrollo se volverán crónicas en Europa.

La Política de Cohesión de la UE, que tiene por objetivo la corrección de los desequilibrios entre los territorios de la UE, y que se ha ido configurando como una de las políticas comunitarias clave de la misma, debe ir en consonancia con la realidad social teniendo en cuenta a cada territorio y ámbito local. Aunque en el octavo informe de cohesión se reconocen avances, también se reconocen estancamientos, los cuales, desde UGT pensamos que están ligados en gran medida, a las diferencias de políticas fiscales y a necesidades de financiación estructurales que aún siguen siendo necesarias en muchas regiones europeas. Nos encontramosademás en una situación crítica, agravada con la pandemia y la reciente invasión de Ucrania por parte de Rusia, y es,por tanto, necesario implementar estas políticas para que tengan en cuenta las necesidades sociales actuales.

La postura de UGT está en consonancia con las conclusiones del octavo informe sobre la cohesión, quesostiene que, sin una actuación política adecuada, pueden surgir nuevas disparidades económicas, sociales y territoriales, y que debemos iniciar una reflexión sobre cómo debe evolucionar la política de cohesión para responder a estos retos mejorando la política de cohesión. 

Ese es el objetivo del Forum y para ello en el mismo se ha hablado de las políticas de recuperación del COVID-19, y sobre todo de la situación de guerra con Ucrania, de demografía, cambio climático, formación y digitalización, desarrollo del Pilar Social y de Diálogo Social. Se han lanzado mensajes cuasi unánimes para la necesidad de crecer siendo más resilientes, aprovechando las sinergias y empoderando a la ciudadanía a través de la formación, algo en lo que coincidimos, pero para UGT, han faltado en los debates enfoques de políticas fiscales y presupuesto europeo, ambos esenciales para el avance de la cohesión de Europa.

Desde la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores consideramos, por tanto, que es preciso cambiar el enfoque relativo a las políticas de cohesión, y adoptar uno más cercano a la realidad social actual de cada ámbito territorial en Europa pues es deber de la Unión de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en todas las regiones y ciudades de la misma y reducir las diferencias entre regiones para un futuro más próspero para nuestra Euroa.

Datos de interés

El Foro de Cohesión es un acto político de gran envergadura que se celebra cada tres años y reúne a representantes de alto nivel de las instituciones europeas, los gobiernos centrales, regionales y locales, interlocutores económicos y sociales, ONG´s y académicos. Este año ha contado con la presencia entre otros de el premio nobel de economía Joseph Stilgitz, Ursula von der Leyen, Roberta Metsola, Mario Monti ex primer ministro italiao, Nicolas Smith y Nadia Calviño, y otros comisarios europeos, entre otros. Asimismo, es una oportunidad única para reflexionar sobre cómo la cohesión, actuando junto con otras políticas de la UE, puede hacer que Europa sea más inclusiva, competitiva y resistente, al tiempo que contribuye fundamentalmente a abordar el impacto de la pandemia del coronavirus, y participar en las transiciones verdes y digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.