128 millones de adultos en Europa necesitan mejorar el aprendizaje para la transición ecológica

Los ministros han adoptado hoy una Recomendación para que los Estados miembros promuevan y apoyen políticas y programas de aprendizaje para la transición ecológica y el desarrollo sostenible. Esto es fundamental para asegurar que los aprendientes de todas las edades desarrollen conocimientos para vivir de manera sostenible, adquieran las capacidades necesarias en un mercado laboral cambiante y emprendan acciones por un futuro sostenible.

Entre otros asuntos, se recomienda a los Estados miembros:

  • establecer el aprendizaje para la transición ecológica y el desarrollo sostenible como uno de los ámbitos prioritarios en las políticas y programas de educación y formación;
  • proporcionar oportunidades de aprendizaje en entornos formales, no formales e informales;
  • respaldar y mejorar la enseñanza y el aprendizaje para la transición ecológica y el desarrollo sostenible proporcionando infraestructuras, herramientas digitales y recursos;
  • proporcionar información basada en hechos y accesible sobre la crisis climática, medioambiental y de biodiversidad y los factores que la causan;
  • ayudar a los educadores a participar en programas de desarrollo profesional relacionados con la sostenibilidad.

Es una realidad que los jóvenes están cada vez más concienciados y desean implicarse más en materia medioambiental y climática, y, por tanto, desde UGT valoramos positivamente la inclusión de políticas, estrategias y planes de estudio sobre el aprendizaje en la materia, y el refuerzo del apoyo específico a las educadoras y educadores con el objetivo de incorporar los principios de la transición ecológica y el desarrollo sostenible a sus prácticas de enseñanza y formación.

Las políticas climáticas tendrán un fuerte impacto en los trabajadores y las trabajadoras. Esta transición ecológica debe usarse como una oportunidad para crear empleos de calidad con buenas condiciones de trabajo en todos los sectores y regiones, para lo que debe considerarse una prioridad la formación, la recualificación y la mejora de las competencias de las personas trabajadoras.

El CEDEFOP (Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional) informa de que el 46,1% de la población adulta, aproximadamente 128 millones de adultos en Europa, necesita mejorar y reciclar sus conocimientos. Dentro de las políticas de mitigación del cambio climático, la formación para las personas trabajadoras de los sectores que se están viendo afectados negativamente por la descarbonización es especialmente relevante, ya que a través de medidas de transición justa hay que ofrecerles alternativas reales y un apoyo eficaz para acceder a los programas de reciclaje y recualificación, abordando, por ejemplo, la formación de los empleados y las necesidades de los trabajadores en la transición verde de las industrias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.