Plan REPowerEU para acabar con la dependencia energética de Rusia

La Comisión Europea presentó el pasado 18 de mayo el Plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos (REPowerEU) para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos y hacer frente a la crisis climática mediante el ahorro de energía, la diversificación del suministro energético y el despliegue acelerado de las energías renovables que reforzarán el crecimiento económico, la seguridad y la lucha contra el cambio climático en favor de Europa y de nuestros socios.

La Comisión propone mejorar las medidas de eficiencia energética a largo plazo, incluido un aumento del 9 % al 13 % del objetivo vinculante de eficiencia energética en el marco del paquete «Objetivo 55» de la legislación sobre el Pacto Verde Europeo. Por consiguiente, la Comisión también ha publicado una Comunicación sobre ahorro de energía en la UE en la que se detallan los cambios de comportamiento a corto plazo que podrían reducir la demanda de gas y petróleo en un 5 %.

La UE lleva varios meses trabajando con socios internacionales para diversificar los suministros y ha garantizado niveles sin precedentes de importaciones de GNL y mayores entregas de gas por gasoducto. La recién creada Plataforma Europea para el Abastecimiento de Energía permitirá la adquisición conjunta y voluntaria de gas, GNL e hidrógeno mediante la puesta en común de la demanda, la optimización del uso de las infraestructuras y la coordinación del acercamiento a los proveedores.

La Estrategia exterior de la UE en materia de energía adoptada facilitará la diversificación energética y la creación de asociaciones a largo plazo con los proveedores, y da prioridad al compromiso de la UE con la transición energética ecológica y justa a nivel mundial impulsando el desarrollo de las energías renovables y el hidrógeno e intensificando la diplomacia energética. Ante la agresión de Rusia, la UE apoyará a Ucrania, Moldavia, los países de los Balcanes Occidentales y de la Asociación Oriental, así como a nuestros socios más vulnerables.

Una expansión y una aceleración enormes de las energías renovables en la producción de electricidad impulsarán la transición ecológica y reducirán los precios a largo plazo. La Comisión propone aumentar el objetivo principal para 2030 en materia de energías renovables del 40 % al 45 % en el marco del paquete de medidas «Objetivo 55». El establecimiento de esta mayor ambición general creará el marco para iniciativas como:

  • Una Estrategia de energía solar de la UE específica para duplicar la capacidad solar fotovoltaica de aquí a 2025 e instalar 600 GW de aquí a 2030.
  • Una Iniciativa de energía solar en los tejados con la obligación legal de instalar paneles solares en nuevos edificios públicos, residenciales y comerciales.
  • Duplicación de la tasa de despliegue de bombas de calor y medidas para integrar la energía geotérmica y solar térmica en los sistemas de calefacción.
  • Una Recomendación de la Comisión para abordar la lentitud y complejidad de los permisos para grandes proyectos de energías renovables.
  • Establecer un objetivo de 10 millones de toneladas de producción nacional de hidrógeno renovable y de 10 millones de toneladas de importaciones para 2030.
  • Un Plan de acción sobre el biometano para aumentar la producción a 35 millones de metros cúbicos de aquí a 2030.

El ahorro de energía, la eficiencia, la sustitución de combustibles, la electrificación y una mayor aceptación del hidrógeno renovable, el biogás y el biometano por parte de la industria podrían ahorrar hasta 35 millones de metros cúbicos de gas natural de aquí a 2030, además de lo previsto en las propuestas «Objetivo 55».

Para aumentar el ahorro de energía y la eficiencia energética en el sector del transporte y acelerar la transición hacia vehículos sin emisiones, la Comisión presentará un paquete de medidas sobre la ecologización del transporte de mercancías, con el objetivo de aumentar significativamente su eficiencia energética.

La consecución de los objetivos del Plan REPowerEU requiere una inversión adicional de 210 000 millones de euros de aquí a 2027. Se trata de un pago a cuenta por nuestra independencia y nuestra seguridad. Reducir las importaciones de combustibles fósiles procedentes de Rusia también puede ahorrarnos casi 100 000 millones de euros al año.

Para apoyar el Plan REPowerEU, ya están disponibles 225 000 millones de euros en préstamos en el marco del MRR. La Comisión ha adoptado legislación y orientaciones para los Estados miembros sobre cómo modificar y complementar sus planes de recuperación y resiliencia en el contexto del Plan REPowerEU.

En el marco del actual MFP, la política de cohesión ya apoyará proyectos de descarbonización y transición ecológica con un máximo de 100 000 millones de euros invirtiendo en energías renovables, hidrógeno e infraestructuras. Podrían ponerse a disposición 26 900 millones de euros adicionales de los fondos de cohesión en transferencias voluntarias al MRR. Otros 7 500 millones de euros de la política agrícola común también se ponen a disposición a través de transferencias voluntarias al MRR.

Las redes transeuropeas de energía (RTE-E) han contribuido a crear una infraestructura de gas de la UE resiliente e interconectada. Se necesita una infraestructura de gas adicional limitada para complementar la lista de proyectos de interés común (PIC) existente y compensar plenamente la futura pérdida de las importaciones de gas ruso. Acelerar los PIC de electricidad también será esencial para adaptar la red eléctrica a nuestras necesidades futuras. El Mecanismo «Conectar Europa» apoyará esta iniciativa, y la Comisión ha puesto en marcha una nueva convocatoria de propuestas con un presupuesto de 800 millones de euros, y otra a principios de 2023.

Desde UGT, consideramos necesario repensar el modelo energético europeo y abordar con determinación el incremento de los costes de la energía y combustibles en los países de la unión. En este contexto de alta inestabilidad geopolítica, un modelo que aborde el autoabastecimiento de recursos y la diversificación de fuentes energéticas nos permitiría seguir consolidando la UE como motor de desarrollo y pilar social. Avanzando de forma significativa en los grandes retos y objetivos planteados en la agenda política y social de la Unión.

En este sentido, es importante incidir en que hay que asegurarse de que la estrategia para reducir la dependencia energética de la UE esté en consonancia con los objetivos del Pacto Verde Europeo. El nuevo contexto que ha traído la invasión rusa no puede eclipsar la necesidad de acelerar de forma ambiciosa la acción climática para lograr un futuro sostenible. También hay que remarcar que las políticas climáticas no son las principales causas del repentino aumento de los precios. En realidad, son una parte importante de la solución. Eso sí, es necesario evaluar su impacto en los hogares, personas trabajadoras y colectivos más vulnerables para asegurarse de que cualquier impacto negativo regresivo se corrige y contrarresta totalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.