La protección de las mujeres y sus hijos frente a la violencia machista en las disputas por la custodia de los hijos, marca un hito en la UE.

El Informe sobre el impacto de la violencia doméstica y del derecho de custodia en las mujeres y los niños ha sido adoptado el miércoles 6 de octubre por el Parlamento Europeo con 510 votos a favor, 31 en contra y 141 abstenciones. Los eurodiputados reclaman medidas urgentes para proteger a las víctimas de violencia doméstica en las disputas por la custodia de los hijos. El texto destaca el aumento de este tipo de violencia durante la pandemia y la dificultad para acceder a los servicios de protección y la justicia. También reitera su petición para añadir la violencia de género como un nuevo ámbito delictivo en virtud del artículo 83 del TFEU.

Derechos de custodia y el interés superior del menor

Conscientes del número alarmante de feminicidios e infanticidios que ocurren tras las denuncias por violencia de género, los eurodiputados recalcan que la protección de las mujeres y los niños frente a la violencia y el interés superior del menor deben prevalecer siempre frente a otras consideraciones a la hora de regular la custodia y los derechos de visita.

Al evaluar solicitudes de custodia, el menor debe tener la oportunidad de ser escuchado y, en los casos en que se sospeche de violencia de pareja, las audiencias deben tener lugar en un entorno adaptado a los niños y por profesionales capacitados. Los niños que han presenciado violencia doméstica deben ser reconocidos como víctimas de violencia de género y recibir una protección legal adecuada y ayuda psicológica, según los eurodiputados.

Protección legal, apoyo económico y alojamiento seguro para las víctimas

La resolución subraya que disponer de ingresos adecuados e independencia económica son factores clave para que las mujeres abandonen relaciones abusivas y violentas. Los eurodiputados reclaman que los Estados Miembros protejan y ayuden a las víctimas a conseguir independencia económica facilitándoles el acceso a viviendas, servicios de salud, transporte y apoyo psicológico, entre otras medidas. Además, los países deben garantizar el acceso a una protección jurídica adecuada, audiencias y órdenes de alejamiento eficaces, soluciones de alojamiento, y asesoramiento, así como fondos para las víctimas.

Enlace Informe sobre el impacto de la violencia doméstica y del derecho de custodia en las mujeres y los niños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.