Día de los Derechos Humanos: declaración del alto representante, Josep Borrell, en nombre de la Unión Europea

Cada 10 de diciembre conmemoramos la adopción, en 1948, de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El lema de este año, «Reducir las desigualdades y promover los derechos humanos», es especialmente importante, ya que la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas tienen un impacto negativo cada vez mayor en los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho, incluido el espacio cívico. En efecto, exacerban aún más las desigualdades preexistentes, aumentan la presión sobre las personas en situaciones de vulnerabilidad y comprometen los derechos humanos en todo el mundo.

Los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho constituyen el núcleo de la respuesta de la UE a la pandemia de COVID-19 y de su recuperación. Invertir en los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho, así como habilitar un espacio cívico, es esencial para lograr y reconstruir sociedades mejores en beneficio de las generaciones presentes y futuras. No se debe dejar a nadie atrás ni desatender ningún derecho humano. La UE recuerda que cualquier restricción de los derechos humanos en el contexto de la pandemia de COVID-19 debe ser estrictamente necesaria, proporcionada, temporal y no discriminatoria.

El Día de los Derechos Humanos nos recuerda que los derechos humanos son universales, indivisibles, inalienables, interdependientes e interrelacionados. No obstante, nos recuerda también que estos derechos no pueden darse por sentados y que deben defenderse continuamente. La UE seguirá defendiendo la universalidad de los derechos humanos y estará atenta a cualquier intento de socavar los compromisos internacionales en este ámbito. En el Día de los Derechos Humanos, nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos para estar al lado de las personas oprimidas o amenazadas y defenderlas, dondequiera que vivan. Nuestra solidaridad y nuestro apoyo van especialmente dirigidos a los agentes de la sociedad civil y a los defensores de los derechos humanos, en particular aquellos con los que colaboramos en el Foro UE-ONG sobre Derechos Humanos que se celebró los días 7 y 8 de diciembre.

A lo largo de 2021, en el marco del Plan de Acción para los Derechos Humanos y la Democracia 2020-2024, la UE ha seguido reforzando la acción mundial para defender y revitalizar los derechos humanos en todo el mundo, haciendo pleno uso de su excepcional conjunto de instrumentos. Por primera vez, la UE ha impuesto sanciones a personas y entidades de China, Corea del Norte, Libia, Sudán del Sur, Eritrea y Rusia implicadas en violaciones y abusos graves de los derechos humanos, en virtud del régimen de sanciones de la UE de alcance mundial en materia de derechos humanos, adoptado el año pasado. Asimismo, en 2021, la UE ha liderado en los foros sobre derechos humanos de las Naciones Unidas iniciativas destinadas a luchar contra las violaciones de los derechos humanos en Afganistán, Bielorrusia, Burundi, Corea del Norte, Etiopía, Eritrea y Myanmar.

La UE también ha ampliado su apoyo concreto a las organizaciones de la sociedad civil y los defensores de los derechos humanos para promover los derechos humanos y la democracia en todo el mundo a través de un programa temático específico, dotado con más de 1 500 millones EUR para el período 2021-2027, reafirmando así su liderazgo mundial en este ámbito.

La consecución de los derechos humanos no es solo un imperativo de dignidad humana, sino una piedra angular de la democracia, la paz y la seguridad, y el desarrollo sostenible.

Consulta y descárgate el libro ilustrado de la Declaración Universal de Derechos Humanos

https://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.