La UE invierte 5.400 millones de euros en infraestructuras de transporte sostenibles, seguras y eficientes

La Comisión ha seleccionado, de entre las 399 propuestas de proyectos presentadas en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), 135 proyectos de infraestructuras de transporte que serán subvencionados por el instrumento de financiación de la UE para la inversión estratégica en infraestructuras de transporte, en todos los Estados miembros a lo largo de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T). Por ejemplo, en el contexto de la agresión militar de Rusia contra Ucrania, varios proyectos en Eslovaquia y Polonia facilitarán el transporte de mercancías entre Ucrania y el resto de Europa.

Varios proyectos impulsarán la red ferroviaria de la UE, incluido el túnel del Fehmarn Belt, que reducirá significativamente los tiempos de viaje entre Dinamarca y Alemania. Una mayor inversión en el despliegue del Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario hará que el ferrocarril sea más inteligente, interoperable y seguro.

Entre los proyectos que se financiarán se incluyen infraestructuras de estacionamiento seguras para camiones, la mejora de la infraestructura portuaria básica, incluido el suministro de electricidad en tierra para reducir las emisiones de los buques atracados, la mejora de las conexiones transfronterizas por vías navegables interiores y una serie de simuladores piloto del Cielo Digital Europeo para la aviación ecológica y la movilidad aérea urbana. Estas subvenciones representan la mayor parte de la financiación del Mecanismo «Conectar Europa» en el marco de las convocatorias de propuestas de septiembre de 2021, y siguen a las inversiones en proyectos de movilidad militar y combustibles alternativos de abril de 2022.

Desde UGT, siendo conscientes de la importancia vital del transporte en la economía y en la libre circulación de personas, bienes y servicios, consideramos clave el desarrollo de proyectos que mejoren las infraestructuras para hacerlo más sostenible, seguro y eficiente. Asimismo, en este contexto tan difícil, resulta absolutamente necesario disponer de una red europea de infraestructuras bien desarrollada y conectada que permita, a su vez, la creación de nuevos puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.