Los objetivos climáticos y la política exterior de la UE en el marco sobre clima y energía para 2030

El Consejo de la UE ha adoptado unas conclusiones tituladas “La diplomacia climática de la UE: acelerar la aplicación de los resultados de Glasgow”, en las que destaca la gran importancia con la que cuenta la labor de sensibilización de la UE con respecto a los terceros países para acelerar la aplicación de los resultados de la CP26 en 2022.

Las Conclusiones establecen que la UE y sus Estados miembros, en un planteamiento conjunto del Equipo Europa, colaborarán con socios para abordar los retos relacionados con dicha aplicación, y trabajarán activamente en las diferentes iniciativas y llamamientos sectoriales surgidos en la CP26.

En las Conclusiones el Consejo reconoce que el cambio climático es una amenaza existencial para la humanidad, que no entiende de fronteras y de la que ningún país está a salvo, y que constituyen riesgos para el respeto de los derechos humanos y la seguridad de las personas y de los Estados, al socavar la paz y la estabilidad mundiales. Por ello, resulta crucial que todos los países implementen medidas que limiten el aumento de la temperatura del planeta y que permitan un entorno global habitable.

La UE se encuentra a la vanguardia en materia de acción climática desarrollando políticas internas promovedoras de un desarrollo sostenible e inclusivo. Sin embargo, debido a que solo representa el 8 % de las emisiones globales, ha sido necesario situar como prioridades de la Unión en este ámbito la colaboración y el compromiso internacional con sus socios y la prestación de ayudas financieras a países en de desarrollo.

La UE participa activamente en las conferencias mundiales sobre el clima y en la más reciente (COP26 celebrada en Glasgow) se reforzaron los compromisos con objetivos climáticos más ambiciosos, el aumento de las acciones y los fondos para la adaptación y la eliminación progresiva del uso del carbón y de las subvenciones de los combustibles fósiles ineficientes.

Para UGT los resultados de la COP26 demostraron que los países siguen sin mostrar la ambición necesaria para hacer frente a la emergencia climática. En los siguientes enlaces podéis encontrar una nota de prensa y un consultorio monográfico sobre la cumbre:

Desde UGT valoramos satisfactoriamente el liderazgo de la UE y los avances realizados en la lucha contra el cambio climático, tanto a través de su compromiso e impulso ad intra y ad extra, sin embargo entendemos que no es suficiente y que se debe avanzar en materia de Transición Justa, y prevalerse de esta evolución hacia una economía verde que promueva la creación de empleo ecológicamente sostenible, inclusivo y de calidad que redunden en la mejora y consolidación de los derechos de la persona trabajadora.

Resumen de las líneas generales del Consejo de la UE:

  • Acoge con satisfacción que las Naciones Unidas hayan prestado mayor atención al nexo entre clima, paz y seguridad.
  • Reitera la necesidad de que se integren sistemáticamente los derechos humanos en la acción por el clima y la diplomacia energética.
  • Destaca que la falta de financiación a gran escala para unas transiciones energéticas resilientes y justas en los países de renta media y baja sigue siendo un obstáculo para el desarrollo ecológico y sostenible.
  • Destaca que la UE seguirá brindando a los socios una oferta sostenible, ecológica y positiva para el desarrollo de infraestructuras energéticas, de transporte y digitales fiables y resistentes al cambio climático.
  • Pide a otros países desarrollados que cumplan en 2022 el compromiso colectivo de movilizar 100 000 millones de dólares al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.