La UE reforzará la industria europea de defensa con un Instrumento de 500 M€ a través de la adquisición comun

La Comisión ha adoptado una propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el refuerzo de la industria europea de defensa mediante la Ley de adquisición común (EDIRPA) para 2022-2024, cumpliendo así su compromiso de crear un Instrumento a corto plazo de la UE que refuerce las capacidades industriales europeas de defensa mediante la adquisición común por parte de los Estados miembros.

El Instrumento pretende abordar las necesidades más urgentes y críticas relativas a los productos de defensa, como resultado de la agresión de Rusia contra Ucrania. La Comisión propone un compromiso de 500 millones de euros del presupuesto de la UE de 2022 a 2024. El Instrumento incentivará a los Estados miembros, en un espíritu de solidaridad, en favor de la adquisición común, y facilitará el acceso de todos los Estados miembros a los productos de defensa que necesitan con urgencia.

Evitará que los Estados miembros compitan por los mismos productos y facilitará el ahorro de costes. Reforzará la interoperabilidad y permitirá a la base tecnológica e industrial de la defensa europea adaptar mejor y aumentar sus capacidades de fabricación para suministrar los productos necesarios. El Instrumento apoyará acciones de consorcios compuestos por al menos tres Estados miembros. Las acciones subvencionables pueden incluir nuevos proyectos de adquisición en el ámbito de la defensa o la ampliación de los iniciados desde el estallido de la guerra.

El Instrumento tendrá en cuenta la labor del grupo de trabajo para la adquisición conjunta de equipos de defensa creado por la Comisión y el Alto Representante o director de la Agencia Europea de Defensa. El grupo de trabajo facilita la coordinación de las necesidades de adquisición a muy corto plazo de los Estados miembros y colabora con estos y con los fabricantes de equipos de defensa de la UE para apoyar la adquisición conjunta para reabastecer las existencias. 

Desde UGT, y en el contexto actual marcado por la invasión rusa de Ucrania, estimamos que la industria de defensa debe responder a las nuevas necesidades globales y ser objeto de un amplio consenso social. En este sentido, valoramos positivamente la integración defensiva europea, en aras a reforzar la seguridad ciudadana, como motor de transformación del modelo productivo creador de empleo de calidad y comprometido con la transición ecológica y la igualdad entre hombres y mujeres.

Más información

Texto de la propuesta de Reglamento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.