Informe Eurofound: «Salarios mínimos en España, 2022, revisión anual»

Estimados/as Compañeros/as,

La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) ha publicado, poco después del acuerdo político sobre salarios mínimos adecuados entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros, el informe “Salarios mínimos en 2022: Revisión anual”.

El informe recoge que, en el contexto de la inflación que afecta a los países europeos, los trabajadores con salario mínimo en 15 de los 21 Estados miembros con salarios mínimos legales registraron una disminución de sus salarios en términos reales entre el 1 de enero de 2021 y el 1 de enero de 2022. Esto fue a pesar de los aumentos comparativamente grandes de los tipos nominales en la UE durante el período.

Asimismo, muestra que ya hay indicios de que la directiva propuesta está teniendo un impacto positivo, con algunos actores reorientando los debates sobre el tema, preparando posibles modificaciones al sistema o criterios para la fijación de salarios, o elevando los salarios de acuerdo con los “valores de referencia internacionales” mencionados en la propuesta.

En términos nominales, se refleja que los salarios mínimos legales aumentaron en mayor medida que el año anterior en la mayoría de los Estados miembros. En cinco Estados miembros de Europa Central y Oriental, el aumento porcentual de los tipos legales alcanzó los dos dígitos: Hungría y Lituania, Estonia, Rumanía. En los Estados miembros anteriores a la ampliación, los salarios mínimos aumentaron en general de forma más moderada, y los mayores incrementos alcanzaron el 4-6% en Portugal, España y Bélgica.

Sin embargo, indica que la inflación ha revertido los efectos de estos aumentos en la mayoría de los Estados miembros. Si continúan las tendencias inflacionarias actuales, los salarios mínimos apenas crecerán en términos reales en 2022, y las pérdidas significativas en la capacidad de compra de los asalariados de salario mínimo se convertirá en un tema dominante, a menos que la cuestión se aborda mediante mejoras adicionales u otras medidas de apoyo para los empleados mal pagados durante el año.

El informe también muestra que los salarios mínimos pueden desempeñar un papel fundamental en la reducción de la desigualdad salarial. Los resultados relativos a España demuestran que el impacto del aumento del 22 % del salario mínimo en 2019 condujo a la mayor reducción de la desigualdad salarial en los Estados miembros de la UE.

Desde UGT, estimamos que esta investigación deja patente que, si bien se han producido cambios sustanciales en los salarios mínimos en varios Estados miembros, es poco probable que los trabajadores con salarios bajos los perciban adecuadamente en términos reales y, por ello, consideramos que el acuerdo provisional entre el Parlamento Europeo y el Consejo llega en un momento crucial, para asegurar que los trabajadores con salarios bajos estén lo más protegidos posible de los impactos de gran alcance de la inflación en toda Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.