Hacia una marco de adquisición conjunta de la UE en el ámbito de la defensa

La Comisión y el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad presentan hoy, a raíz del mandato que el Consejo Europeo estableció en la Cumbre de Versalles, un análisis de los déficits de inversión en defensa, y proponen medidas y acciones adicionales necesarias para reforzar la base industrial y tecnológica de la defensa europea. La agresión no provocada de Rusia contra Ucrania tiene repercusiones importantes en la defensa europea, lo que está dando lugar a que los Estados miembros aumenten el gasto militar. Con la Comunicación conjunta que se presenta hoy, la Comisión y el Alto Representante pretenden ayudar a los Estados miembros a invertir juntos, mejor y de manera europea. También responden al llamamiento que se hizo en el contexto de la Conferencia sobre el Futuro de Europa en favor de una mayor acción de la UE en materia de defensa.

La Comunicación conjunta presenta un nuevo nivel de ambición para hacer que Europa sea más fuerte en el ámbito de la defensa. Concretamente, se centra en la adquisición conjunta de equipos militares, en una programación estratégica de defensa para establecer prioridades más claras, así como en el refuerzo de la base industrial europea, incluido el fortalecimiento del marco europeo de I+D en materia de defensa, el Fondo Europeo de Defensa (FED). Las iniciativas de la UE para fomentar la cooperación en materia de defensa también contribuyen a promover un reparto de cargas más justo a nivel transatlántico y una participación europea más eficaz en la OTAN.

Déficits de inversión en defensa

Sobre la base del análisis de los déficits de inversión realizado por la Agencia Europea de Defensa, la Comisión y el Alto Representante examinan tres tipos principales de déficits relacionados con el gasto, la industria y las capacidades en materia de defensa.

  • Déficits en el gasto en defensa. Como resultado directo de la invasión rusa de Ucrania, los Estados miembros ya han anunciado aumentos en sus presupuestos de defensa, cercanos a los 200 000 millones de euros adicionales, durante los próximos años. Si bien estos aumentos son fundamentales, llegan tras años de recortes sustanciales y de una grave escasez de inversión. Entre 1999 y 2021, el gasto en defensa del conjunto de la UE aumentó un 20 %, frente a un 66 % en Estados Unidos, un 292 % en Rusia y un 592 % en China. Sin un enfoque coordinado, existe el riesgo de que el aumento del gasto dé lugar a una mayor fragmentación y haga que se desvanezcan los avances conseguidos hasta ahora.
  • Déficits en la industria de la defensa. Pese a la competitividad global del sector, existen en él dificultades y carencias. Dado que la demanda está fragmentada, la industria también sigue estructurándose a lo largo de las fronteras nacionales, especialmente fuera de los sectores aeronáutico y de los misiles. Asimismo, existe una dependencia de algunos equipos de defensa clave para los que la base industrial y tecnológica de la defensa europea no ofrece soluciones autóctonas.
  • Déficits de capacidades. Se han destacado tres prioridades urgentes: reponer el arsenal, sustituir los sistemas heredados de la época soviética y reforzar los sistemas de defensa aérea y antimisiles. Además de en este déficit urgente de capacidades, la Comunicación propone trabajar en el desarrollo de varias capacidades estratégicas específicas a medio y largo plazo en los ámbitos aéreo, terrestre, marítimo, espacial y de la ciberdefensa.

Medidas para abordar estas carencias

A fin de ayudar a subsanar estas carencias, la Comisión y el Alto Representante establecen un conjunto de medidas muy concretas diseñadas para reforzar la demanda europea en materia de defensa mediante la adquisición conjunta y fortalecer la oferta con medidas centradas en apoyar las capacidades de fabricación industrial.

En un futuro inmediato, la Comisión, junto con el alto representante y director de la Agencia Europea de Defensa, establecerá rápidamente un grupo de trabajo para la adquisición conjunta en el ámbito de la defensa, que colaborará con los Estados miembros y promoverá su coordinación, así como la resolución de conflictos relacionados con las necesidades inmediatas de adquisición para afrontar el nuevo contexto de seguridad. El grupo de trabajo se coordinará también con la Célula de Intercambio de Información, creada en el seno del Servicio Europeo de Acción Exterior y el Estado Mayor de la UE para facilitar la coordinación de la asistencia militar a Ucrania.

Se propondrá, con vistas a una adopción rápida, un instrumento de la UE a corto plazo para reforzar las capacidades industriales en materia de defensa mediante la adquisición conjunta, a fin de ayudar a los Estados miembros a colmar las carencias más urgentes y críticas de manera colaborativa, sobre la base de la labor del grupo de trabajo. La Comisión está dispuesta a comprometer 500 millones de euros del presupuesto de la UE a lo largo de dos años con el objetivo de incentivar a los Estados miembros a que aborden estas necesidades de manera colaborativa. 

Este instrumento a corto plazo allanará el camino hacia un marco de la UE para la adquisición conjunta en el ámbito de la defensa. A este fin, en el tercer trimestre de 2022, la Comisión propondrá un reglamento sobre el Programa Europeo de Inversión en Defensa. Establecerá las condiciones para que los Estados miembros creen consorcios para las capacidades de defensa europeas. En estos consorcios, los Estados miembros adquirirán de manera conjunta, para uso de los Estados miembros participantes, capacidades de defensa desarrolladas de forma colaborativa en la UE, y se beneficiarán de una exención del IVA. Además, podrá concederse financiación relacionada de la UE para desarrollar proyectos de gran interés para la UE.

El apoyo a la adquisición conjunta complementa y completa los esfuerzos de I+D en materia de defensa que se han hecho hasta ahora a través del Fondo Europeo de Defensa. 

Asimismo, la Comisión y el Alto Representante proponen avanzar progresivamente hacia una función conjunta de la UE en materia de programación y adquisición en el ámbito de la defensa, que permita definir mejor las prioridades de capacidades en las que hace falta centrarse.

Por último, una mejor cooperación en materia de defensa europea también exige un plan de acción sólido para reforzar la capacidad industrial de la defensa europea. A tal fin, la Comisión:

  • realizará, en cooperación con la Agencia Europea de Defensa, un análisis exhaustivo de las capacidades de fabricación industrial de la UE, tanto de las que ya se tienen como de las que hace falta incorporar;
  • propondrá una iniciativa sobre materias primas fundamentales, que incluirá medidas legislativas, para facilitar, entre otras cosas, el acceso de la industria de la defensa a las materias primas fundamentales, con lo que se pretende reforzar la resiliencia y la seguridad del suministro de la UE;
  • elaborará medidas adicionales a fin de asegurar la disponibilidad de competencias específicas en materia de defensa para aumentar la capacidad industrial;
  • considerará posibles modificaciones del marco de la investigación y la innovación de doble uso, con el objetivo de mejorar las sinergias entre los instrumentos civiles y de defensa;
  • trabajará en el desarrollo de medidas adicionales [por ejemplo, de convocatorias coordinadas entre los instrumentos existentes de la UE y los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI)] para promover las tecnologías críticas y las capacidades industriales mediante el desarrollo de proyectos estratégicos;
  • en el contexto de la revisión general de las prioridades de la revisión intermedia del presupuesto a largo plazo de la UE, considerará reforzar los presupuestos del Fondo Europeo de Defensa y para la movilidad militar a través del Mecanismo «Conectar Europa»;
  • acelerará el establecimiento de la iniciativa CASSINI a favor de la defensa para atraer a nuevos participantes y apoyar la innovación en materia de defensa.

El BEI debe también evaluar si es necesario reforzar su apoyo a la industria de la defensa y la adquisición conjunta europeas, más allá de su apoyo actual al doble uso.

Las medidas propuestas harán de la UE un socio internacional más fuerte; también en la OTAN, que sigue siendo la base de la defensa colectiva de sus miembros.

Próximas etapas

La Comisión y el alto representante y director de la Agencia Europea de Defensa recomiendan al Consejo Europeo que respalde este análisis y subrayan la necesidad de abordar los déficits de inversión en defensa de la UE a corto y medio plazo de forma urgente y colectiva.

Declaraciones de los miembros del Colegio de Comisarios

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, ha declarado: «La Unión Europea está intensificando sus esfuerzos para desarrollar una industria europea de la defensa más fuerte.  Debemos gastar más en defensa y debemos hacerlo de manera coordinada. Hoy proponemos medidas concretas para reforzar nuestras capacidades de defensa, así como la ventaja tecnológica militar de nuestra base industrial europea, partiendo del análisis de los déficits de inversión en defensa. Estas medidas garantizarán una contribución europea más eficaz a la OTAN».

La vicepresidenta ejecutiva para una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, ha señalado: «Esta Comunicación ofrece una panorámica de los déficits de inversión en defensa que afrontamos. Está claro que será necesario gastar más, pero esa no es la única repuesta. También debemos gastar mejor, lo que quiere decir gastar conjuntamente para desarrollar capacidades de defensa de cara al futuro».

El alto representante, vicepresidente y director de la Agencia Europea de Defensa, Josep Borrell, ha añadido: «La agresión de Rusia contra Ucrania ha cambiado el panorama de la seguridad en Europa. Muchos están aumentando su gasto en defensa, pero es fundamental que los Estados miembros inviertan mejor y de manera conjunta para prevenir una mayor fragmentación y abordar las carencias existentes. Ese es también el llamamiento que se hace con la Brújula Estratégica. La Agencia Europea de Defensa seguirá desempeñando un papel clave a la hora de ayudar a los Estados miembros a detectar lagunas, promover la cooperación y fomentar la innovación en el ámbito de la defensa. Si queremos disponer de unas fuerzas armadas europeas modernas e interoperables, tenemos que tomar medidas ya».

A su vez, Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, ha apuntado: «Si bien los Estados miembros han anunciado un aumento sin precedentes del gasto en defensa, esto no llega a compensar los años de inversión totalmente insuficiente. Hoy presentamos una hoja de ruta clara de las capacidades de defensa en las que es más urgente invertir conjuntamente, mejor y en Europa. Para hacer realidad esta visión, proponemos un marco europeo para la adquisición conjunta que se apoya en el presupuesto de la UE. Nuestros líderes han pedido medidas concretas, y las estamos presentando con verdadera ambición».

Contexto

Los jefes de Estado o de Gobierno de la UE, que se reunieron en Versalles el 11 de marzo de 2022, se comprometieron a reforzar las capacidades de defensa europeas en vista de la agresión militar rusa contra Ucrania. También invitaron a la Comisión a presentar, junto con la Agencia Europea de Defensa, un análisis de los déficits de inversión en defensa, a más tardar a mediados de mayo, y a proponer cualquier otra iniciativa necesaria para reforzar la base industrial y tecnológica de la defensa europea. La Brújula Estratégica para la Seguridad y la Defensa de la UE, adoptada por el Consejo y respaldada por el Consejo Europeo en marzo de 2022, reitera esta petición.

La Comunicación conjunta proporciona al Consejo Europeo el análisis solicitado, con el fin de garantizar que el aumento del gasto de los Estados miembros en defensa dé como resultado una base tecnológica e industrial de defensa de la UE mucho más sólida. La Comunicación parte de la Comunicación sobre defensa publicada el 15 de febrero de 2022.

La Agencia Europea de Defensa seguirá proporcionando análisis actualizados de los déficits de capacidades europeas en el marco de la revisión anual coordinada en materia de defensa.

Más información

Comunicación conjunta sobre el análisis de los déficits de inversión en defensa y el camino a seguir

Anexo de la Comunicación conjunta sobre el análisis de los déficits de inversión en defensa y el camino a seguir

Preguntas y respuestas

Ficha informativa

Sitio web

Comunicado de prensa: Paquete de comunicación de febrero

Apoyo de la UE a Ucrania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.