Finanzas sostenibles: el Consejo acuerda su posición sobre los bonos verdes europeos

La UE está tomando nuevas medidas para aplicar su estrategia sobre financiación del crecimiento sostenible y la transición hacia una economía climáticamente neutra y eficiente en el uso de los recursos.

Los representantes permanentes ante la UE dieron luz verde el 13 de abril a la posición del Consejo sobre una propuesta de creación de bonos verdes europeos. El Reglamento establece, por una parte, unos requisitos uniformes para los emisores de bonos que deseen usar la designación «bono verde europeo» o «BVEu» para sus bonos medioambientalmente sostenibles puestos a disposición de inversores en la Unión y, por otra, un sistema de registro y un marco de supervisión para los verificadores externos de bonos verdes europeos.

Los bonos medioambientalmente sostenibles son uno de los principales instrumentos para financiar inversiones relacionadas con las tecnologías ecológicas, la eficiencia energética y la eficiencia de los recursos, así como las infraestructuras de transporte y las infraestructuras de investigación sostenibles.

Ahora que el Consejo ha acordado su posición sobre la propuesta, está listo para iniciar las negociaciones con el Parlamento Europeo para llegar a un acuerdo sobre una versión definitiva del texto

Desde UGT, apoyamos la propuesta de la creación y emisión continua de bonos verdes como creadores de importantes beneficios económicos y como medio para consolidar la posición dominante de la UE en el ámbito de la acción por el clima.

Asimismo, acogemos con satisfacción el requisito de la taxonomía de la UE de que las inversiones cumplan el principio de «no causar un perjuicio significativo» (principio DNSH) y las garantías mínimas, dada la necesidad permanente de dar prioridad a la transformación ecológica junto con la protección social y la salvaguardia de los derechos humanos y de los trabajadores. No obstante, entendemos que esto puede limitar el alcance de la armonización de la taxonomía con terceros países, en particular si dichas jurisdicciones no cumplen los criterios DNSH, como el reconocimiento de los derechos de negociación colectiva. A tal fin, proponemos la creación de un comité de seguimiento específico para supervisar la dinámica del mercado de bonos verdes, que cuente con la participación de los interlocutores sociales.

Más información:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.