Dia internacional de la mujer 2022: UGT presenta su informe:» acortando el camino en la lucha contra la desigualdad de género en el mundo laboral»

Consulta aquí y descárgate nuestro informe: «acortando el camino en la lucha contra la desigualdad de género en el mundo laboral«

Los datos sobre la evolución de las brechas en el empleo, durante 2021 contenidos en el informe muestras que mejoran ligeramente algunos indicadores; otros se resisten a mejorar. Los datos reflejan que:  

  • La brecha en la tasa de actividad femenina es 9.84 puntos menor a la masculina. Además, hay más mujeres inactivas que hombres, y entre las principales causas está la brecha en labores del hogar: el 87% de mujeres frente al 13% de los hombres y por cuidados de familiares (los permisos no retribuidos para el cuidado de hijos y familiares, como las excedencias, son mayoritariamente femeninos, un 74,44%, frente a un 25,56% de hombres) 
  • La brecha en la tasa de empleo desciende respecto a 2020, pero es todavía de 10,52 puntos, es decir hay casi 1.600.000 mujeres menos ocupadas que hombres.
  • El empleo a tiempo parcial sigue siendo femenino: un 74,67% lo hacen mujeres, frente al 27,17% de los hombres.
  • La tasa de paro femenina sigue superando en 3,66 puntos a la de los hombres.
  • Persiste la segregación ocupacional de las mujeres. El 88,8% de la ocupación femenina se aglutina en el sector servicios.
  • Los ERTES por Covid siguen afectando en mayor medida a las mujeres, en diciembre de 2021, el 55,67% correspondía a mujeres.

Por otro lado, hay que destacar que la subida en un 22,3% del SMI consiguió reducir la brecha salarial 19,5% en 2019.

Algunas de las reivindicaciones de UGT: 

  • Impulsar en la negociación colectiva los planes de igualdad, y la igualdad retributiva. Se debe contar con recursos suficientes para ponerlos en marcha. 
  • Reforzar a la Autoridad Laboral para asegurar el cumplimiento efectivo del principio de igualdad en las empresas.
  • Seguir avanzando en modificar los aspectos lesivos de la reforma laboral de 2012 en el marco del diálogo social.
  • Incrementar en 2023 el SMI hasta que alcance el 60% del salario medio.
  • Mejorar las políticas activas de empleo, en especial las dirigidas a fomentar la participación y permanencia de las mujeres en el trabajo y adoptar medias de acción positiva para eliminar la desigualdad en el empleo y en la protección social, que padecen las mujeres.
  • Incrementar los niveles de protección social en relación con las tareas de cuidados e invertir en las infraestructuras públicas, dignificando a su vez el sector de cuidados. 
  • Que todas las políticas que se adopten en todos los ámbitos tengan perspectiva de género.

Asimismo, es preciso impulsar una reforma educativa que fomente la igualdad y el respeto a la diversidad; adoptar medidas dirigidas a lograr la representación paritaria en todos los órganos de representación y decisión y acelerar el proceso de ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo digno de las trabajadoras del hogar (400.000 mujeres trabajan en este sector y hay que dignificar sus condiciones laborales) y el Convenio 190 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Para avanzar en la eliminación de las violencias machistas es preciso, además, garantizar la financiación necesaria y el estricto cumplimiento de las medidas acordadas en el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.